Cómo saber el número de serie del móvil

Cada teléfono móvil que es parte del sistema global para las comunicaciones móviles (GSM por sus siglas del inglés y el francés) tiene un número de serie único, conocido como código de Identidad Internacional de Equipo Móvil (IMEI por sus siglas en inglés).

Este código está integrado en el hardware del teléfono por el fabricante; no en la tarjeta SIM, que puede ser suministrada por la compañía de telefonía móvil y que puede ser removida e insertada en otro teléfono. Podrías necesitar este código por varios motivos, como evitar que tu teléfono sea usado en caso de robo, para activar tu aparato, o en algunos casos incluso solo para actualizarlo. Por estos motivos puede ser de ayuda saber qué es y cómo encontrar este código.

En qué consiste el código IMEI
telefono en la calleEn caso de robo se puede usar el código IMEI para bloquear un teléfono para que no pueda ser utilizado por ninguna red. Todas las compañía de telefonía (de renombre) se suscriben a la base de datos de códigos IMEI, una lista negra mundial de códigos IMEI reportados como robados. Los suscriptores no activarán un teléfono con un código IMEI que esté en esta lista, lo que evita que los ladrones simplemente lleven tu teléfono a otra compañía después que tu operador lo bloquee para su red. No necesitas saber el código IMEI para reportar un teléfono robado; una llamada a tu compañía suspenderá tu cuenta. La mayoría de los delincuentes roba teléfonos para hacer uso de ellos, por ejemplo en llamadas internacionales o en agotar las cargas de datos hasta que el teléfono se desactiva, y en ese momento deshacerse de ellos. Sin embargo, si posees un teléfono costoso que el ladrón quiera revender o reactivar, reportar el código IMEI servirá para prevenir que vuelva a ser utilizado en otra compañía o en otro país.

 

Encontrar el código IMEI

Por razones obvias es mucho más complicado descubrir el código de un teléfono que ya ha sido robado, por lo que deberías acostumbrarte a cuando adquieras un nuevo dispositivo anotar su código y guardarlo en un lugar seguro. Es sencillo encontrar el código IMEI de un teléfono: en cualquier móvil se debe discar *#06# y el código de 15 dígitos aparecerá en la pantalla. Los sistemas operativos de la mayoría de los teléfonos también incluyen una pantalla de información que te dice el código IMEI si llegas a olvidarlo (por ejemplo, en el iPhone puedes encontrar el código IMEI en Ajustes > General > Acerca de).

 

Si no quieres o no puedes encender el teléfono, el código IMEI generalmente también se encuentra impreso dentro del compartimiento de la batería de los teléfonos móviles. Quita la carcasa de tu aparato (si es una carcasa removible), remueve la batería y revisa si se encuentra el código.

 

Por último, la caja original en la que venía tu teléfono debería tener el código IMEI impreso. Conservar la caja es una buena forma de mantener el registro de tu número de serie en caso de que roben tu teléfono.

 

Si llegan a robar tu aparato y no sabes el código IMEI, puedes revisar la caja donde vino (debería venir impreso cerca del código de barra) o simplemente llamar a tu compañía telefónica para bloquearlo.

 

Limitantes

El código IMEI no es un sistema perfecto: se puede falsear, aunque requiere un equipamiento y conocimientos bastante sofisticados. Algunos quizás quieran clonar tu código IMEI y engañar a tu compañía para que se cargue a tu cuenta lo que ellos utilicen, o puede dársele un nuevo código a tu teléfono robado, lo que permitirá que pueda reactivarse. No obstante, la robustez del sistema y su adopción universal por parte de la industria significa que funciona para la gran mayoría de los casos, siempre que recuerdes registrar anticipadamente el código y reacciones con rapidez si roban tu teléfono.

 

En el futuro

Los teléfonos inteligentes ya están comenzando a incorporar características que permiten que teléfonos extraviados sean localizados mediante GPS, o incluso que puedan eliminarse sus datos de manera remota para proteger información delicada en caso de robo. A medida que estas características se extienden se espera que las fuerzas de seguridad comiencen a tener un mayor acceso a estos sistemas, lo que les permitirá rastrear teléfonos robados como el sistema LoJack le permite a la policía estadounidense localizar autos extraviados, o quizás incluso acceder de forma remota a la cámara o al registro de voz del teléfono para identificar al ladrón. El objetivo final de la siguiente generación de códigos IMEI puede que no sea solo bloquear un teléfono robado, si no que de hecho lo recuperes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *