Cómo arreglar el iPhone cuando se congela y no responde

Incluso con la última versión de iOS instalada es un hecho que a veces el iPhone 4 deja de responder, con lo que su funcionalidad cae en un punto muerto. En este artículo se presentan algunos consejos fáciles de seguir que explican cómo volver a la normalidad un iPhone que se ha quedado pegado y no responde a nada.

El iPhone 4 de Apple es uno de los dispositivos de mayor sofisticación jamás lanzados. Es el mejor dispositivo de la manzana a la fecha, con un procesador A4 de 1GB, 512MB de memoria eDRAM, una pantalla de 3,5 pulgadas, una cámara de 5 megapixeles, más conectividad Wi-Fi y 3G. Realmente cumple con su eslogan de “Esto cambia todo…otra vez”, ya que realmente lo hace. Sin embargo, a pesar de esto el iPhone 4 puede que se trabe si se abren muchas aplicaciones al mismo tiempo, aunque no hay razones para entrar en pánico si esto ocurre, ya que puede arreglarse fácilmente. En este artículo veremos como arreglar un iPhone que no responde para que vuelva a su estado funcional en unos segundos.

¿Cómo reparar un iPhone congelado?
uso del movilHay muchas razones por las que el iPhone podría pararse y dejar de responder a cualquier estímulo de la pantalla táctil. El motivo más probable es que se hayan abierto demasiadas aplicaciones al mismo tiempo. Esto tiende a ocurrir cuando en paralelo está procesando muchas aplicaciones en un mismo momento. Aquí hay cuatro maneras en que puedes arreglar esto en solo un momento.

 

Técnica 1: Presionar el botón Home
Cuando un iPhone deja de responder, en la mayoría de los casos la solución es bastante simple. Hay un botón cuadrado llamado “Home” justo en medio del dispositivo. Cuando el iPhone se quede congelado solo hay que presionar este botón hasta que aparezca la pantalla de inicio, lo que hará que vuelva a su estado receptivo. En el 90% de los casos esto debería funcionar. El teléfono está programado para cerrar cualquier aplicación que esté funcionando tan pronto como se presione el botón de Home y debería volver la funcionalidad sin inconvenientes. Ahora veamos lo que puedes hacer si esto no resulta.

Técnica 2: Presionar simultáneamente los botones Sleep y Home

Si presionar el botón Home no funciona, la siguiente opción es presionar el botón de Sleep/Wake situado en la parte de arriba, más el botón de Home simultáneamente por unos segundos. Tras unos momentos debería aparecer la barra deslizante roja, lo que deberías ignorar y seguir presionando. Una vez hecho esto aparecerá el logotipo de Apple y el teléfono se reiniciará, y si todo resulta bien deberías ver la pantalla bloqueada y el teléfono funcionando nuevamente.

Técnica 3: Apagar y reiniciar el iPhone

Alternativamente puedes presionar solo el botón de Sleep/Wake hasta que aparezca la barra deslizante roja. Deslízala para apagar el dispositivo, aprieta nuevamente el botón y mantenlo presionado hasta que el iPhone se reinicie. Esto debería solucionar el problema.

 

Técnica 4: Conectar a iTunes y Restaurar a los ajustes de fábrica

Si nada de lo anterior funciona y el iPhone sigue sin responder, tendrás que optar por un formateo a los ajustes originales de fábrica. Conecta el teléfono a tu computador por medio del cable USB, abre iTunes, respalda los datos y haz clic en el botón “Restaurar”. Una vez que lo hayas hecho, en unos minutos los datos almacenados se borrarán y se restaurará a su estado original de fábrica. Esto eliminará toda la información que tenías guardada, la que después podrás recuperar desde tu librería de iTunes. Ahora tu iPhone debería estar como nuevo y completamente funcional.

 

De este modo puedes arreglar un iPhone congelado para que vuelva a su estado funcional en unos pocos segundos. En la mayoría de los casos el reseteo al presionar los botones Home y Sleep funciona perfecto. Como fue sugerido antes, si ninguna de las técnicas mencionadas arriba funciona en arreglar el desperfecto, haz una restauración completa, que puede realizarse por medio de iTunes; esto debe funcionar en cualquier caso. Evita abrir demasiadas aplicaciones al mismo tiempo, ya que puede provocar que el iPhone deje de responder. Actualiza regularmente el teléfono a la versión más reciente de iOS, que corregirá cualquier falla de las versiones anteriores. Es conveniente mantener un respaldo completo de los datos del teléfono en caso de que lleves a cabo una restauración integral. Espero que los métodos sugeridos arriba sean de ayuda para que tu iPhone vuelva a su funcionamiento normal en un abrir y cerrar de ojos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *